Lunes 25, de Julio de 2022
Actores gremiales de La Serena entregaron su mirada y propuestas sobre la comuna que proyectan en el futuro

En  el taller temático de construcción del Pladeco  que desarrolla la Municipalidad de La Serena coincidieron en que los principales desafíos de La Serena son resolver la congestión vehicular y mejorar  el transporte a los sitios de interés turístico.

En la elaboración del Plan de Desarrollo Comunal de La Serena, Pladeco, la visión y aporte del sector gremial es clave por el trabajo que viene desarrollo en la ciudad en los últimos 50 años. Es por ello que José Tomás Keymer, desarrollador  inmobiliario, Juan Guillermo Cortés, del sector inmobiliario; María José Rivera, encargada gremial de la Cámara Chilena de la Construcción y María Antonieta Zúñiga, gerenta de Barrio del Mar, a través de un taller vía zoom entregaron su mirada y propuestas sobre la ciudad que proyectan en el futuro.

Juan  Guillermo Cortés, hace 19 años que llegó a La Serena y la recuerda como una ciudad tranquila, con poco movimiento vehicular, aunque  comenzaba a  experimentar un crecimiento inmobiliario. “Nunca se ha dejado de construir y creo que le faltan unos 15 años para seguir  desarrollándose en distintos ámbitos como el turismo y  en la llegada de nuevas empresas y parques industriales como está ocurriendo de La Serena hacia el norte  y la entrada de Coquimbo. Pienso que la Región tiene mucho aún por crecer”, explicó.

 

Sin embargo también  advierte que existen algunas áreas que se deben potenciar y  para ello propone impulsar parques vinculados al tema patrimonial y recuperar inmuebles temáticos como la casa Piñera.

 

Igualmente cree que  no se debe descuidar la seguridad  y limpieza en el centro de La Serena, “y eso  ha generado que se esté  perdiendo un poco el encanto de la ciudad y es algo que se debe mejorar, más aún si se piensa trabajar en un plan de 10 años”, puntualizó.

 

María  José Rivera, destacó que como  Cámara Chilena de la Construcción están ad porta de efectuar  un trabajo denominado ‘visión ciudad La Serena-Coquimbo: La ciudad que queremos’ como  una forma de proyectar la conurbación, “de manera de coordinar en forma conjunta el sector privado, público y organizaciones sociales, por lo que estamos  alineados con lo que quiere el Pladeco, una ciudad armónica y con una calidad de vida cada vez  mejor”, sentenció.

 

María Antonieta Zúñiga, coincidió que en la capital regional debe existir un desarrollo más armónico, “donde también se permita una gestión más integral entre La Serena y Coquimbo porque ya es un mismo territorio, por lo que cualquier visión que tengamos como comuna debe conversar, de alguna manera, con el desarrollo de la comuna vecina e integrar las gestiones”, remarcó.

 

Para José Tomás Keymer una temática que en ningún  caso se debe  descuidar  es el de la conectividad, sobre todo  cuando impacta en el aumento de la congestión. “Hay un proyecto de Laguna del Mar que llega hasta  El Faro, pero aún no está abierta esa calle y me imagino que  hay un tema de conectividad que aún está pendiente por ejecutar y que permitiría disminuir la congestión”, subrayó.

 

De la misma forma centra su aporte en la necesidad de  contar con buenos espacios de equipamientos, “pero en la zona que nos ha tocado ver cercano a la Caleta San Pedro, todavía faltan por lo que sería ideal que dentro de este plan se incorporen zonas de mayor equipamiento, áreas verdes para que potencien los barrios”, complementó.

 

En ese sentido destacó que como desarrollador están bosquejando una gran área verde con un alto estándar y durabilidad, “existe la ley del espacio público que exige a las inmobiliarias generar un aporte en recursos para fondos de las municipalidades y desarrollar un plan maestro de espacios públicos y eso implica parques, proyectos de mejoramiento y algo que pueda salir de la propuesta del Pladeco”, enfatizó.

 

Admite ser un convencido que con la alianza pública y privada, “es la  manera cómo La Serena podrá ir creciendo. El  Pladeco  que salga no puede venir sólo de los recursos públicos, sino que también de lo  que los desarrolladores podemos aportar. Es por ello que la actualización del  Pladeco es una oportunidad”, expresó.

 

RESPETO AL MEDIO AMBIENTE

 

María Antonieta Zúñiga  admitió que  es clave que en el desarrollo de la franja costera se incorpore el aporte de los humedales, “por lo que en el  futuro cualquier proyección  de desarrollo que se haga en infraestructura en el borde costero se deben considerar esas cosas y evitar lo que ocurrió en  El Culebrón. Se construyó una carretera sobre un  humedal que terminó dañándolo.   También hay que hacer vías más amplias para no tener  la congestión que existe actualmente, sobre todo en el sector costero”, manifestó.

 

María José Rivera igualmente propuso que se debe avanzar  en el tema de la inclusión y accesibilidad universal, “que, a lo mejor como ciudad, no lo hemos incorporado ni tampoco hemos trabajado en educar como ciudad turística  de como incorporarla  e incorporar a cualquier tipo de personas para que  pueda acceder  a cualquier espacio público”, subrayó.

 

De la misma forma planteó que trabajan fuertemente en una mesa público-privada sobre la mujer enfocada en su incorporación al sector  construcción, “pero creemos que  podemos ir mucho más allá como ciudad, sobre todo en los roles de la equidad de género”, señaló.

 

También consideró importante el tema del patrimonio, “es una de las materias que más atrae turísticamente venir  a nuestra región  y sabemos que tenemos una ley de monumentos nacionales bastante rígida en ese sentido, pero la idea es cómo podemos ir empujando para mantener nuestro patrimonio y su atractivo”.

 

En materia turística cree que se puede avanzar en la  capacitación de las empresas de servicios hoteleros, “hay otras ciudades en el mundo donde preparan a su gente en materia del idioma o hacen  de esto una profesión. Chile tiene certificaciones para el área de turismo, pero, a lo mejor, nos falta un mayor impulso, porque como ciudadana de La Serena muchas veces no tenemos el mejor de los servicios, porque no estamos preocupados de capacitar, para que nos dé un plus de ciudad turística”.

 

Juan Guillermo Cortés igualmente compartió el diagnóstico  que en materia de turismo, “estamos al debe,  falta aún mucho  por decir que la ciudad es turística, porque cuando uno va a otras ciudades de Chile se da cuenta y es muy distinto de lo que se hace acá”.

 

Para  María José Rivera es clave preocuparse del tema del reciclaje, “cómo tratamos los desechos, sobre todo peligrosos e industrial. Tenemos un solo vertedero donde va todo y no contamos con una gestión. Si bien  existen algunos puntos verdes, pero no tenemos una cultura”.

 

Juan Guillermo Cortés estima que existe una dificultad de conectividad y le preocupa que no existan proyectos de nuevas calles, “y estamos con las mismas de hace 20 años cuando llegué a La Serena y había tres autos en un semáforo, pero  hoy día tenemos  más vehículos y los proyectos inmobiliarios han traído gente de otros lugares, pero seguimos con las mismas arterias, a lo más se han ensanchado, pero no han aparecido nuevas”, resaltó.

 

María José Rivera no maneja y por opción ocupa el transporte público, pero reconoce que es crítico en los horarios ‘peak’, “y se ha vuelto violento. La gente  se golpea para subir a una locomoción y se  ha incrementado el transporte informal,  no solamente de aplicación”. En este aspecto, insiste que se carece de vías estructurantes.

 

Juan Guillermo Cortés reconoce que están frente a una ciudad, “que nos quedó chica, en cuanto a calle y conectividad”.


María Antonieta Zúñiga coincidió que la debilidad  del transporte público se advierte en la carencia de vehículos de acercamiento a los lugares de interés turístico. 
“No hay locomoción que llegue a la Avenida del Mar y ni hablar el tema de la gestión  de residuos que es el estándar básico para ofrecer una comuna turística”, advirtió.